Press "Enter" to skip to content

Fotografía de paisajes

La fotografía de paisajes tiene por finalidad mostrar espacios, los cuales pueden ser gigantescos o microscópicos, y versa usualmente sobre diferentes ambientes naturales más puede incluir igualmente obras hechas por el hombre o trastornos en el paisaje.

Es motivada mayormente por el deseo de recordar algo que se observó en un momento dado así como experiencias vividas, especialmente al viajar; o bien puede hacerse simplemente como una excusa para vincularse con la naturaleza y es por tal virtud que en muchas fotografías de países se muestra poca o ninguna actividad humana.

En efecto, algunos de los fotógrafos de pasajes más renombrados son defensores del ambiente, como fue el caso de William Henry Jackson, cuyo trabajo fue crucial para que el Congreso de los Estados Unidos crease Yellowstone, el primer parque nacional de ese país.

La fotografía paisajística suele tener lugar a plena luz del día e incluir elementos naturales como bosques, montañas, lagos o el mar; o artificiales como obras arquitectónicas o artísticas. En algunas de estas fotos pueden aparecer personas. Asimismo, este tipo de fotografía versa sobre objetos fijos, lo cual la hace más sencilla que la fotografía en movimiento.

Es recomendable para este tipo de fotografía utilizar ópticas llamadas “gran angular”, las cuales permiten tener un mayor ángulo de visión para poder así incluir nítidamente en la foto una mayor cantidad de elementos de los que pudieran observar nuestros ojos y, adicionalmente, dichas ópticas brindan un efecto de profundidad. Asimismo, pueden emplearse teleobjetivos para obtener un efecto de acercamiento de aquellos elementos que componen la escena, independientemente de que estén lejos del fotógrafo.

Estos son factores adicionales a tener en cuenta para tener los mejores resultados en este tipo de fotografía:

  1. Adquirir accesorios de calidad comprobada.
  2. Utilizar aperturas intermedias y emplear, si fuere necesario, las técnicas hiperfocal y de bracketing
  3. Aumentar la sensibilidad ISO o disminuir la velocidad de obturación, dependiendo del caso, para evitar imágenes trepidadas.
  4. Aprovechar al máximo cada ubicación, así como el amanecer y el atardecer.
  5. Evitar los contrastes excesivos configurando los ajustes de la toma.
  6. Incluir un protagonista en la foto, siendo su finalidad captar la atención del expectador. Dicho protagonista puede ser tanto un elemento de la naturaleza como una persona.
  7. Emplear fondos atractivos
  8. Utilizar modos fotográticos adecuados
  9. Tomar en cuenta todos los elementos presentes de acuerdo al mensaje que se quiere transmitir.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *